Hand with two sperm cells swirling
Inicio/Cycle Matters / Planifica el Embarazo

Cómo concebir un niño o una niña: ¿es posible elegir el sexo de tu bebé?

Hay una creencia extendida de que es posible elegir el sexo del bebé según la dieta que sigas, el momento en que tengas sexo o la posición sexual que elijas. En este post, analizaremos el costado científico de este delicado tema y veremos si es posible elegir el sexo de tu bebé. Sigue leyendo para obtener más información…

Antes de profundizar en este tema controversial, queremos aclarar que “género” y “sexo” son dos conceptos diferentes. En este post, hablaremos acerca de concebir un bebé de sexo masculino o femenino.

¿Qué es el método Shettles?

Hay métodos en los que se afirma que, para elegir el sexo del bebé, solo depende del momento en que la pareja tenga sexo. Uno de ellos es el método Shettles, nombrado así por el ginecólogo Landrum Shettles, quien expuso su teoría en un libro publicado en los años ochenta. Este método se basa en la teoría de supervivencia de los espermatozoides. El esperma contiene ADN femenino o masculino, mientras que los óvulos solo contienen ADN femenino. Debido a que los espermatozoides determinan el sexo del bebé, Shettles afirma que ciertos entornos promueven la supervivencia del espermatozoide con ADN masculino o con ADN femenino.

Según el método Shettles, si quieres concebir una niña, deberías tener relaciones sexuales al comienzo del ciclo menstrual y abstenerte de tener sexo en los días inmediatamente anteriores y posteriores a la ovulación. En cambio, si quieres concebir un niño, deberías tener relaciones sexuales en los días más cercanos a la ovulación.

Los consejos pueden ser complicados de seguir, incluso se detalla quién debería alcanzar el orgasmo primero. En el método, también se recomiendan ciertas posiciones sexuales. Por ejemplo, se sostiene que la mejor forma de concebir un bebé de sexo masculino es que, durante la penetración, la mujer esté de espaldas. Se afirma que la tasa de efectividad del método Shettles es del 75 %... Sin embargo, analicemos con atención la evidencia.

¿Funciona el método Shettles?

Si bien muchas personas aseguran haber elegido el sexo de su bebé siguiendo estos métodos, la evidencia que respalda dichas teorías es, cuando menos, dudosa. En un estudio del año 2001, se objeta la idea de que los espermas con ADN femenino y los espermas con ADN masculino necesiten diferentes condiciones para sobrevivir.

También existe el método Whelan, en el que se recomienda exactamente lo opuesto a lo que se indica en el método Shettles. Por ejemplo, en el método Whelan se aconseja tener relaciones sexuales cerca de la ovulación si se desea concebir un bebé de sexo femenino; y lejos de la ovulación si se quiere concebir un bebé de sexo masculino.

Por suerte, en Natural Cycles, sabemos bastante sobre la ventana fértil. Si bien suele recomendarse tener sexo de forma regular durante el ciclo, por lo general, la mayor probabilidad de concepción existe cuando se tienen relaciones uno o dos días antes de la ovulación. Saber cuándo se produce la ovulación no es tan fácil. La evidencia sugiere que, si se sigue el método Shettles para concebir un bebé de sexo femenino, se reducen directamente las posibilidades de concepción, ya que la tasa de supervivencia del esperma disminuye con el transcurso del tiempo.

Una dieta para concebir niños y otra para concebir niñas

Algunos dicen que lo que comes mientras intentas concebir puede influir en el sexo del bebé. Parece que, si comes más pescado, mariscos y lácteos, aumentan tus posibilidades de concebir un bebé de sexo femenino; mientras que, si comes más bananas y evitas los lácteos, es probable que concibas un bebé de sexo masculino.

Las investigaciones que respaldan esta teoría son muy limitadas, aún no se ha encontrado evidencia creíble que confirme que cambiar tu dieta podría determinar el sexo del bebé. Lo importante es que, durante el embarazo, intentes mantener una alimentación saludable y que consultes con un profesional de la salud si tienes dudas respecto a tu dieta. También es muy recomendable que, para contribuir a un desarrollo fetal saludable, tomes ácido fólico tanto cuando empiezas a buscar quedar embarazada como en las primeras etapas del embarazo.

Entonces, ¿es posible elegir el sexo de tu bebé?

Por supuesto que, si quieres probar el método Shettles o cambiar tu dieta, puedes hacerlo. Es una decisión personal, esperamos que tengas una buena experiencia. Sin embargo, es importante saber que, en la mayoría de los embarazos, las probabilidades de concebir un bebé de sexo masculino o femenino son cercanas al 50 %.

Existen algunos factores que sí pueden incidir en el sexo del bebé, como la genética. Por ejemplo, si tú y tu pareja tienen más hermanas que hermanos, es más probable que juntos conciban un bebé de sexo femenino. Aquellas personas que tengan más hermanos son más propensas a concebir un bebé de sexo masculino, pero esto de ningún modo está garantizado.

En ciertos lugares del mundo, es posible elegir el sexo de tu bebé mediante un estudio genético previo (PGT-A) o mediante la clasificación de esperma. Estas opciones pueden ser costosas y no están disponibles en todos los países. Por ejemplo, en el Reino Unido, únicamente se permite elegir el sexo del bebé si tienes una enfermedad genética que afectaría solo a uno de los sexos. Entre los países en los que es posible pagar para elegir el sexo del bebé se encuentran los siguientes: Estados Unidos, México, República Turca del Norte de Chipre, y Tailandia.

Solo hemos hablado acerca de elegir el sexo de tu bebé de manera muy superficial, sabemos que es un tema muy complejo. Hay muchas razones por las cuales una persona puede preferir tener un bebé de cierto sexo y, en ciertas culturas, se prefieren los hijos a las hijas o al revés.

El tema se vuelve aún más complejo si consideramos nuestras ideas de género y las expectativas que podemos tener cuando elegimos el sexo del bebé. Es importante que nos preguntemos por qué valoramos un sexo más que el otro, tanto como sociedad como en lo personal. Si la posibilidad de elegir el sexo debería estar más disponible o no es un tema que podemos debatir durante mucho tiempo; la realidad es que, para la mayoría de las personas, es cuestión de suerte.

Más que una app de fertilidad

Gracias por leer acerca del método Shettles y otras teorías sobre cómo concebir un niño o una niña. En Natural Cycles, nos apasiona compartir información sobre distintos temas de salud reproductiva. Natural Cycles es un dispositivo médico habilitado por la FDA disponible a través de una app móvil y un termómetro, que puede utilizarse tanto para prevenir un embarazo como para planificarlo.

Natural Cycles te ayuda a predecir y confirmar tu ventana fértil y tu día de ovulación según tu temperatura basal corporal y de acuerdo con nuestro propio algoritmo, que aprende el patrón único de tu ciclo. De hecho, nuestras investigaciones señalan que, en promedio, las mujeres tardan tres ciclos o menos en quedar embarazadas cuando usan Natural Cycles. ¡Obtén más información o comienza hoy mismo!

Este artículo es una traducción de este blog en inglés.

¿Te gustó leer este artículo?

Publicaciones destacadas

Métodos anticonceptivos

7 métodos anticonceptivos sin hormonas

6 min. de lectura

Salud Reproductiva

7 señales de la ovulación

5 min. de lectura

Período & Sangrado

¿Puedo quedar embarazada durante mi periodo?

5 min. de lectura